BUSCAR

El Libro del Tango (3 Tomos)- Horacio Ferrer

El Libro del Tango (3 Tomos)- Horacio Ferrer El Libro del Tango (3 Tomos)- Horacio Ferrer
Título El Libro del Tango (3 Tomos)- Horacio Ferrer
Autor Horacio Ferreyra Moyano
Año de edición 1980
Páginas 939
ISBN

COMPRAR

Estado del libro: Muy bueno. Sobrecubiertas ligeramente deterioradas, especialmente en el tomo 1. En este mismo tomo, tapa semi-desprendida (es decir, permanece tranquilamente en su lugar y no se sale de ninguna manera, pero tiene un quiebre respecto al libro). Resto de tapas y contenidos en perfecto estado.

 

Sinopsis:

La poesía de Horacio Ferrer y su obsedente búsqueda expresiva creó un "modus" que sacudió -de pronto- la modorra conformista de la literatura que venía de otro siglo, desde su interrogante adolescente planteado en la otra facultad callesquinera que tiene ventanales a la noche...

Un poco más acá o más allá del lirismo inquietante de don Julio Herrera y Reissig, de la atormentada confesión de Delmira Agustini o del criollismo arrebatador de don Fernán Silva Valdés para cuadrangular con algon insólito -¡Horacio y su lenguaje porteño!

-

Este libro ha sido sentido y pensado y en buena parte escrito de noche, en peregrinación que llega desde mi niñez y ya cumple cuarenta años de andar en paso de Tango por todo lo anochecido. 

Para un ferrer la existencia es siempre noche espesa e inacabada. Te lo dije ya en la primera parte de este tango: es tal vez, porque se conforta mejor en lo nocturno el espíritu del fuego y el de los golpes cantores en el metal caliente, y en la vida más caliente todavía, pero con las llamas peinadas a la gomina para expresar la vida en tangos.

Y porque es de noche cuando más hondo vuela el Tango y el humor humano toma templanza de media voz y de noble lentitud, y superadamente le ofrece labios al amor, a la meditación o al no decir nada y al vaso. Horas en las que, difícilmente, un amigo le pisa el pensamiento al otro: por eso, será estéril el empeño de quienes busquen mala fe en estos escritos.

Al relato del Primer Tomo de este libro lo he llamado Crónica. Soy hijo de un entrañable profesor de historia; y hasta por pudor no he querido recaer en el error de llamar historia a lo que solamente es la narración de un cronista.

Luego vienen los dos tomos más pequeños de Diccionario, en los que la nota más meditada y escarbada trata de volverse sólo estricta constancia de la noticia, para respaldar y detallar la Crónica.

Nada tengo que decir a los que saben -o van a saber- que, aún pobremente expresada, en este libro está mi vida.